Eleonora Nucciarelli - Guía turistica en Florencia y Toscana

Visitas en Toscana

Pisa posee una de las maravillas del mundo, la Torre Inclinada, con vistas a la Piazza dei Miracoli – Plaza de los Milagros, ya solo por este conjunto único merece la pena el viaje. Pero es que esta viva ciudad tiene mucho más que ofrecer. Pisa es la Reina del Mar Medirerráneo, cuna de la arquitectura toscana y ciudad natal de gigantes de la ciencia como Galileo Galilei y Leonardo Fibonacci. Además, cuenta con una universidad legendaria, de un nivel excelente. El rico pasado de la localidad se refleja en la diversidad y el colorido de sus lugares de interés histórico.

Esta visita, de medio día, les permitirá captar la esencia de la ciudad.

Más

Un día de relax en el campo de la Toscana hará de sus vacaciones algo realmente memorable. Nuestro destino serán las colinas que se deslizan suavemente, coronadas por viñedos y olivos, y repletas de castillos, villas y granjas. El viaje les permitirá disfrutar de un paisaje que refleja a la perfección la armonía entre la naturaleza y el ser humano, así como algunos pueblos en los que la gente vive sin prisas, a un ritmo más pausado. Seguro que la hospitalidad toscana y, sobre todo, su vino más conocido, el Chianti Clásico, les enamorarán. El tour empieza y acaba en Florencia.

Más

El vino, el arte y la historia —así como un paisaje que ha inspirado tanto a los pintores como a los poetas es la esencia de este recorrido. Descubriendo el corazón mismo de Chianti y Valdelsa, la visita les llevará a través de altas colinas y pequeños valles donde los viñedos, los olivos y los bosques se combinan con armonía. Esta región, tenida en alta estima por los etruscos y los habitantes medievales de Florencia y Siena, es actualmente el centro de la producción local de vino. Es aquí de donde proceden tanto el Chianti Classico como el vino favorito de Miguel Ángel, el Vernaccia di San Gimignano. Nuestra visita empieza y acaba en Florencia.

Más

Esta visita de un día entero tiene como objetivo descubrir una de las perlas de la Toscana medieval. Hubo un tiempo en que la magníficamente bien conservada Siena era una rica y poderosa república, rival de Florencia durante varios siglos. Se trata de una ciudad de luces y sombras, toda en blanco y negro, como su escudo de armas. Dulce y picante como el sabor de sus famosos postres caseros, a saber: el Panforte y el Panpepato [literalmente, pan con pimienta]. La Catedral de Siena tiene el interior más increíble de todas las iglesias de la Toscana, y su plaza mayor, con forma de concha, era el escenario de la histórica y emocionante carrera de caballos o Palio. Las estrechas y peatonales callejuelas medievales de Siena nos brindan unas impactantes vistas de sus palacios e iglesias.

Más